Tres errores comunes que no debes cometer con tu dinero

Todos aspiramos a manejar nuestro dinero de la mejor forma y tener unas finanzas sanas, pero nadie nos enseña en detalle cómo hacerlo. Aquí te compartimos algunos tips que te pueden servir para que seas exitoso en el  manejo de tu dinero.

No ponerle atención a “gastos escondidos”. Estos son aquellos otros gastos que vienen asociados a la compra de un bien, pero que no necesariamente tomamos en cuenta a la hora de realizar la compra.

Un error típico de las personas que adquieren un carro nuevo es no tomar en cuenta el costo mensual del seguro, la gasolina, el mantenimiento, el revisado anual y el lavado. Todos estos gastos van a sumarse a nuestro presupuesto y hay que tomarlos en cuenta a la hora de decidir cuánto gastarnos en ese auto y calcular cuánto podemos pagar adicional de  una letra mensual.

De la misma forma, al comprar una casa o apartamento, hay que tomar en cuenta el costo de mantenimiento, la luz, el agua y el gas, los impuestos de inmueble si aplican, la tasa única, entre otros.

No llevar el detalle de cómo te gastas el dinero diariamente. Muchas personas no tienen idea en qué se les va el dinero y se sienten frustradas porque no les alcanza. Pero a veces ahorrar es tan fácil como dejar de comprarse un café en las mañanas. Un café a $2.00 no suena como mucho, pero si compramos uno todos los días, son $60.00 al mes y $720 al año, ¡solo en café!

De la misma manera sucede con gastos casi imperceptibles pero que van sumando: entretenimiento, salón de belleza, transporte, artículos de uso personal, entre otros. Debes entender en qué estás invirtiendo el dinero y si vale la pena realmente. Solo así podrás analizar en qué puedes recortar gastos para que te alcance y puedas ahorrar.

No conocer cuánto cuestan las cosas. Parece obvio pero es imprescindible conocer cuánto cuestan las cosas que compras diariamente. En el supermercado especialmente, puedes ahorrar muchísimo si buscas precio y calidad, en vez de llenar la carretilla sin fijarte.

En las estanterías los alimentos se presentan de la forma más atractiva pero debes ver con cuidado el precio. Siempre es mejor comprar las frutas en temporada, los productos locales y aquellas cosas que no son perecederas, comprarlas en grandes cantidades. Y, por supuesto, comprar esporádicamente aquellos productos que suman demasiado a la cuenta final.

Como verás, el manejo inteligente del dinero no es difícil si analizas y eres ordenado en el manejo del mismo.

2019-04-17T09:46:11-05:00